20150209

Como varía un look dependiendo de tu actitud y la Lobotomía Web

 1) Desafiante. Soy una chica ruda que usa un Beanie en verano. 30 grados: NO LES TENGO MIEDO.
 2) Normal. Ni me doy cuenta que tengo una carpa puesta
3) Lo llevo con actitud en la calle y en el bondi (Con este tamaño de mochila, en el transporte público  recomiendo la segunda pose)
4) Soy tímida y extrovertida en el mismo post

ANTO Y WANG

En el 1996, cuando Alexander Wang presentó colección para H&M yo les prometí hacer una reseña de qué me pareció la colección y como la usaría. Obviamente, la vida me pasó por arriba y nunca lo hice. Hasta hoy. Están preparadas? (Esa frase hubiese tenido un poco más de carisma si el post hubiese sido emitido en la semana que salió la colección. Habiendo pasado unos 3 o 4 meses, tal vez sea un embole abordar el tema, pero haré mi mejor intento)
La colección estaba compuesta por un 85% de prendas de neoprene, un 5% de prendas de cuero, un 5% de prendas de algodón, un 3% de microfibra y el 2% restante de artículos varios de uso cotidiano o de diseño que no sirven para nada (Wang siempre saca artículos como ceniceros, encendedores y "vasos" extraños que vende en sus tiendas y online)
Entre estos artículos inservibles, elegí un llavero que simula ser unos pequeños guantes de box, que obviamente permanece en su cajita como si nada hubiese pasado. También conseguí los lentes de sol que vienen con 2 tiras de uso náutico (son las que usan los capitanes/marineros de barcos para que no se le caigan los lentes al agua) pero solo porque, debo confesar, cuando el contador gigante de la vidriera se puso en cero, entré corriendo y arrasé todo a mi paso. Si, era un cóctel elegante, así como se me acercaban los mozos con champagne y canapés, yo corría como si fuese por mi vida e ignoraba cualquier propuesta de trago. Una imagen bastante triste para algunas de mis lectoras de Chile que presenciaron el incidente.
Corría porque fui testigo en otros países de lo rápido que se agotan las prendas y objetos cuando un diseñador decide coparse con la propuesta de H&M a nivel mundial (esta colección tardó pocos minutos en agotarse en el resto del mundo, excepto en chile y miami… de haberlo sabido hubiese mantenido la clase que tenía en el pre-cocktail, antes de que comience el evento)

LA COLECCIÓN

Todas las prendas estaban inspiradas en deportes, por sobre todo se destacaban prendas de entrenamiento de BOX (guantes, shorts, tops y calzas) un poco Rocky el asunto, algunas otras en yoga y una pequeña parte en buceo/navegación. Los pantalones de cuero, bien, gracias, no tenían nada que ver con deportes.
Ya que soy una persona muy deportiva y audaz (?) y haciendo justicia de que mi Spice Girl favorita era Mel C, opté por varias prendas de buceo para mi día a día, lo cual es paradójico porque no soy una buena nadadora. Pero la buena noticia es que si me caigo en algún charco o río, estoy protegida por el poder Wang.

Las prendas eran elecciones muy difíciles, ya que no eran prácticas para combinar, por los volúmenes, grosores y las texturas, pero eso no me detuvo a recurrir a mi negación constante a la hora de vestir. Tops ínfimos, buzos ENORMES, prendas que a las modelos les quedaban divinas y por algún extraño motivo al resto de la gente no. Pero como dice el título del post, la clave está en la actitud.
Yo podría tomar la actitud "miren qué canchera que soy" o la actitud "miren que gracioso, riamosos todos juntos de mi" que es la que prefiero optar. En realidad no es de mi, es conmigo. Si no me lo comparten significa que se están riendo de mí y eso no se hace.
Seamos realistas con esto, adoptemos una posición lúdica a la hora de vestirnos, seamos más Anna Dello Russo y menos Emanuelle Alt (se puede ser geek de la moda también)

No todas las prendas son aptas para esta temporada, así que de a poco irán viendo una a una las prendas a lo largo de los meses que siguen. Ya no va a haber sorpresa, porque con esto de instagram y las redes sociales, ya todos estábamos podridos de la colección incluso antes de que saliera a la venta. No por eso amo menos mis adquisiciones y este proceso de "enseñar/usar las prendas a destiempo de las redes sociales" es un ejercicio muy interesante que voy a hacer para ir en contra de la corriente de la moda que nos está haciendo una lobotomía web.

NUEVO HÁBITO DE CONSUMO POR LOS OJOS (DESDE EL ESTUDIO DE ANTO)

Comencé este post citando el año 1996, no porque me haya confundido ni porque haya sufrido una paradoja tiempo/espacio, si no porque quería hacer énfasis de que pasó mucho tiempo Online de este hecho (aunque en realidad fueron escasos meses en la vida real) y esto ayuda a confirmar la teoría que les expongo a continuación.

Con LOBOTOMÍA WEB (un término que acabo de inventar) me refiero a como el contexto web en el que nos movemos hace que las cosas pasen más rápido por nuestros ojos y nuestra cabeza de lo que nuestro bolsillo o cuerpo puede tolerar. Ciertas modas ya no llegan a manifestarse en un modo real o espacial, porque las redes sociales se encargan de exprimirlas al máximo y sacarles el jugo antes de que lleguen al hemisferio sur. Es una tendencia de consumo que me alarma, un poquito.
Para que quede en claro el concepto voy a utilizar un ejemplo burdo: Se acuerdan de las coronas de flores? Todas queríamos una, ser el alma del casamiento diurno con flores entrelazadas en nuestros cabellos y correr por el prado con los bucles al viento (y retratarlo en Instagram tirándole un EarlyBird sin marquito). Lithium había lanzado su versión de las coronas y durante todo un mes las clientes se las sacaban de las manos y no daba a basto a fabricarlas. Era tanta la demanda que poco a poco se viralizó y aparecieron espontáneamente en absolutamente todas partes. Ya nadie las quería, eran un quemo, estaban por toda avenida Santa Fe y en todos los puntos de consumo masivo… y no llegaron ni siquiera a ponerse de moda. En lo personal, debo haber visto a 3 chicas en mi vida usándolas por la calle (no así en instagram)
Otro caso personal al que aplico mi teoría es a esa prenda maravillosa denominada "Skort" (fusión entre SKIRT+SHORT) Particularmente hablando, del modelo que sacó Zara el verano pasado, con esas puntas irregulares adelante. Yo estaba completamente enamorada de esa prenda, me volví loca tratando de que alguien pudiese traermela de algún lado. Al poco tiempo, los skorts habían llegado a Zara Argentina. Lo que en la vida real era poco tiempo (unos cuantos meses) en la vida web había sido una eternidad. Los había visto tantas veces en tantos looks distintos, que cuando los vi en el local de unicenter dije "AAAAAAAY… YA NO LOS QUIERO, chau skorts." y me despedí de ellos para siempre, cual Rose despide a Jack sin cederle un lugarcito en su madera flotante dejando que se congele. Así dejé que se congele mi amor por los skorts, que poco tiempo después ya estaban en todas las vidrieras del país.

INTERROGANTES

Este nuevo hábito se trata de consumir por los ojos, compartir, gustar y ahí muere? Cuantos de ustedes se aburren de una tendencia o moda antes de que llegue a las vidrieras?  Reside el problema en que seguimos vía web a la gente indicada del universo de la moda y esto nos abruma? Deberíamos dejar de seguirlos para poder disfrutarlo o valorarlo desde otro lugar? DEBERÍA EMPEZAR A PREGUNTARME COSAS MÁS IMPORTANTES?!
Qué opinan al respecto? No las abruma la velocidad con la que se atraviesan las tendencias/modas? Creen que es una tendencia de consumo a la cual nos tenemos que acostumbrar o que poco a poco vamos a ir incorporando nuevos hábitos de consumo? Nos convertiremos todos en NORMCORE'S?
Te generé más interrogantes de lo que prometí haber respondido en este post?

Cariños
Anto

20150128

Street-Style

Inspiración para este próximo invierno! No hay nada más lindo que decirse a si misma "ojalá hiciese frío así puedo vestirme más linda" casi excusandonos por vestirnos como crotas gracias a estas altísimas temperaturas que estamos afrontando en Buenos Aires.
Mi elegidos: Looks y detalles de las últimas fotos de Street Style de Tommy Ton para Style en la puerta de los desfiles de Couture.

20150118

Desconchudismo.

Hace poco llego a mi edificio con el pelo lila en su totalidad. Había pasado por la peluquería ROHO mientras grabábamos un programa para Cosmopolitan que incluía un cambio de look radical. En la puerta estaba Dani, mi portero/encargado, con el que tengo muy buena onda, charlando con una vecina. En el edificio somos muchos pero de ella me acuerdo porque tiene este perrito negro, Tyson. Puedo no acordarme de vos, de tu nombre o de tu cara, pero nunca olvido una mascota.
Llegando a la puerta le hago a Daniel el típico saludo, a veces de manos, a veces con un beso en la mejilla o a veces con unos pequeños grititos amistosos. De esos saludos apurados en los que vos decís HOLA! y la otra persona dice CHAU!
**No importa lo que digas, siempre la otra persona va a decir lo contrario. Y qué pasa cuando vos decís CHAU! y te responden "COMO ANDÁS?"… Yo ya dije chau… no puedo seguir hablando porque lo di por terminado. Es como seguir rezando después de haber dicho Amén, o como esas películas que tienen escenas cortadas después de los créditos. Ya se levantó y se fue 3/4 del cine. Responderle después de eso sería como una posdata después de haber firmado la carta. Y aparte… de verdad querrá saber como estoy? qué pasa si ese día justo estoy como el culo y no tengo ganas de responder "bien! bien!" toda apurada?
En fin, volviendo a tierra, Daniel me pregunta como me fue en la grabación. La vecina y dueña de Tyson (de la cual no recuerdo el nombre) me mira extraño mientras hablo con él, y me pregunta con un poco de prepotencia "pero vos quién sos? porque siempre te veo saludando a mi perro..." Comentario ácido al que respondo con mucha armonía y buena predisposición, ya que había tenido un muy buen día y estaba contenta. Al poquito tiempo de ese comentario, hace otro sobre el color de mi pelo y lo "raro que me visto" y concluye con algo así  como "yo conozco a tus primos, me parece tan loco que sean familia porque ellos son tan correctos…" a lo cual seguí respondiendo con una sonrisa y emprendí mi vuelta al hogar.
Unas semanas después de este pequeño incidente con el coco me puse a pensar en que tal vez debería haberme molestado. De donde sale esta gente que hace estos comentarios? Cual es su necesidad imperiosa de hacerte sentir incómodo, mal con tu aspecto o con tu forma de ser? Esta mujer ni siquiera me conoce. Me vio dos o tres veces en su vida y ya asume que sabe quien soy o que estoy descarrilada.
Por eso me sincero con ustedes y hago un llamado a la solidaridad para que de una vez por todas erradiquemos a este tipo de mujeres que tratan de herir por deporte.
Hacer comentarios como "que pena que te cortaste el pelo porque lo tenías divino!! igual así también te queda bien" (?) no ayuda en nada, aprendamos. Me incluyo porque tal vez yo lo haga inconscientemente también. Estoy ejercitando bastante para lograr desconchudizarme del todo. Para los que no están familiarizados con el término que acabo de invitar, vendría a ser como una descontaminación pero de los comentarios negativos que recibimos, y por lo tanto no podemos evitar hacer o replicar.
Un buen ejemplo para aplicar lo que aprendimos es, que cuando veas a otra chica bien vestida en la calle, si te gusta lo que lleva puesto, la onda que tiene o algo en particular te llamó la atención de ella…  se lo digas con una sonrisa. Evitemos por favor esa mirada horrible Palertmitana de arriba a abajo con los labios fruncidos. Queda feo, hace mal y no aporta nada. Si alguna vez caminaron por Palermo Soho apenas lookeadas saben a qué mirada me refiero.
Generalmente si es algo que nos molestó, puede ser que no reaccionemos instantáneamente… puede sucederte como a mi que me acordé de molestarme casi un mes después. Ni si quiera puedo decir que me molesté, pero mi cabeza tiene un talento especial para armar respuestas increíbles a bardeadas… UN MES DESPUÉS. Si si, todo lo genial que podría retrucar viene con un mes de retraso.
Qué me dicen ustedes? Tienen alguna vecina con perros que les hace Bulling? Quieren compartir alguna experiencia Palermitana? Entraron en proceso de desconchudización alguna vez?
Cariños,
Anto

20150114

ABOUT OUR WEIRDNESS

No sé ustedes, pero yo siempre estoy haciendo búsquedas extrañas en Internet. El otro día un vecino del edificio toca a mi puerta. Con desconfianza abro, arrimandola y a penas asomando la cabeza le pregunto al susodicho el motivo por el cual me honra con su visita. Me pregunta si tengo algún problema con mi aire acondicionado, ya que chorrea agua sobre el suyo que está unos cuantos pisos abajo (simples problemas de vecinos en verano) y le molesta bastante. Ya que todo el pedido camuflado de que haga algo con mi aire fue muy correcto y educado, decidí abrir un poco más la puerta para presentarme mejor. Muy correctamente le doy la mano, le pido que me recuerde su nombre y le digo digo el mío por cualquier otra cosa que necesite en un futuro, dejando asomar por detrás mío la pantalla de mi computadora, y en ella fotos de distintas escenas de Girls en las que Lena Dunham sale desnuda. (Quienes siguen la serie saben que sucede en la mayoría de los capítulos, sumando unas cuantas fotos a la búsqueda)
Una vez que corregí la dirección de la manguera de mi aire (por más chistoso que suene) y volví a sentarme en la computadora, descubrí cuan extraña pudo haber sido para ese muchacho toda la secuencia… y luego de experimentar algo así como vergüenza me pregunté: como se le explica a una persona totalmente normal y desconocida las búsquedas extrañas que hacemos en google para inspirarnos o informarnos?
Precisamente estaba buscando alguna imagen de ella desnuda porque me parecía divertido para pintar a mano con acuarelas… pero después de esta secuencia y como suele pasar cuando interrumpo algún trabajo, me distraje y comencé a hacer otra cosa y no lo recordé hasta que me senté a escribir este post.
Me di cuenta de todas formas que todos buscamos cosas raras en internet. Esta maravilla de google que te completa automáticamente el texto que estás buscando (para bien o para mal) a veces lo hace más divertido e interesante.
Si no lo hicieron nunca, traten de escribir su búsqueda lentamente y esperen a que el buscador haga su trabajo. No se van a decepcionar.
Qué pensará ese chico de mi cuando nos encontremos en el ascensor en algún momento de esta vida? Dudo que tenga un viaje en ascensor más incómodo con alguien… por lo menos por los próximos 6 meses.
Cariños,
Anto